A GUARDAR, A GUARDAR CADA COSA EN SU LUGAR

Trucos y consejos para que los peques recojan sus juguetes

No sé a vosotros, pero en mi escuela y en mi casa parece que los juguetes se reproducen espontáneamente y que cada vez hay más.
Y ahora, que han pasado las navidades, hay tanto juguete nuevo que aún resulta más difícil ordenarlos. Máxime cuando los peques, curiosamente, están cansados para recoger pero no para jugar, ¿verdad?
Así que, queridas mamás, papás y compañeras, si no queremos pisar un lego o un muñeco que suena a media noche, os doy estas ideas y recursos para recoger los juguetes y animar a los niños a guardar.

Hay muchas canciónes que pueden animar a los niños a recoger sus juguetes


1.- ELEGIR UN LUGAR PARA CADA COSA
Ya sea cestos, cajas, baúles, estanterías… Es más fácil guardar si sabemos dónde tiene que estar cada juguete colocado. Los cuentos juntos en la estantería, las construcciones en una caja, los coches en un cajón… Y a ser posible, que los lugares sean accesibles para los peques y estén a su altura.


2.-CREAR EL HÁBITO DE GUARDAR DESPUÉS DE JUGAR
Después de jugar, hay que recoger para pasar a la siguiente actividad o tarea. Por ejemplo, si no guardamos los juguetes, no podemos lavarnos las manos para comer, salir a la calle o jugar a otra cosa…


3.- GUARDAR ES UNA TAREA DE TODOS Y DEBEMOS DAR EJEMPLO
A partir de los dos o tres años los niños adquieren cierta autonomía y además son grandes imitadores. Si nos ven recoger es más probable que ellos también lo quieran hacer. Además, es un buen momento para que los niños cooperen entre ellos. Por ejemplo, que uno sujete una caja y el otro introduzca los juguetes. Nosotras en la escuela intentamos dar ejemplo manteniendo el aula y el material ordenados. También guardamos los juguetes con ellos. Porque, si hemos jugado todos, incluido los profes, no es justo que recojan ellos solos ¿no os parece?


4.- ORDENAR LOS JUGUETES TAMBIÉN PUEDE SER UN JUEGO
¡¡¡Por supuesto !!! Se puede jugar al baloncesto encestando los juguetes en las cajas.

Podemos dirigir la acción : Mira, ¿puedes coger esa pieza de color azul?

Cantamos la canción de A GUARDAR, A GUARDAR, CADA COSA EN SU LUGAR .

¡¡¡Oh!!! Mira esos dinosaurios. Se han quedado escondidos debajo de la mesa. No me gusta lo que están tramando. Vamos, llevémoslos a su casa.


5.-EXPLICAR LA IMPORTANCIA DE RECOGER
Recoger es importante para saber dónde encontrar de nuevo los juguetes, para que no se pierdan, para que no se rompan, para que nadie se tropiece y se lastime, para estar más a gusto…


6.-CREAR UNA CAJA DE OBJETOS PERDIDOS

Podemos tener una caja o un cajón para juguetes pequeños y partes extraviadas. Y , entre todos, podemos pintarla y adornarla con gomets. Una vez en semana ,por ejemplo, podemos revisarla con los niños para reorganizar y ordenar los objetos extraviados.

Además nos sirve para escondernos


7.-PLANIFICARSE PARA QUE HAYA TIEMPO PARA GUARDAR
Si queremos comer a las dos de la tarde, no podemos empezar a recoger a menos cinco. Que aprendan a recoger requiere tiempo, y debemos ser conscientes de que por norma general los niños van a tardar en recoger más tiempo que nosotros.


8.- FELICITALES
No me refiero a recompensas sino a felicitaciones. Es recomendable reforzar a los niños con una actitud positiva para que así estén motivados para ordenar sus juguetes.

Y por último, recordad: mucha paciencia.

Es un trabajo de fondo y es más que probable que aún piséis varios legos con el pie descalzo u os ataque un dinosaurio en mitad del pasillo.

8 Replies to “A GUARDAR, A GUARDAR CADA COSA EN SU LUGAR”

  1. Yo siempre lo hago con Karim, al principio pasaba de mi rollo, pero ahora lo hace conmigo y me da las cosas o las mete él mismo. Y, efectivamente, siempre sabe dónde están las cosas!
    Maravilla de autonomía!

  2. Guzmán se sigue acordando de la canción…y de ti, Silvia, marcaste sus comienzos educativos, iba feliz a Wonderland cada mañana en mi bici, ¡que recuerdos!
    Gracias

  3. Es verdad que es una labor tediosa y fastidiada para ellos, pero con estos grandes consejos se nos hace más fácil a nosotros y, por ende, a ellos. Gracias una vez más por compartir tanto.

  4. Con cariño y paciencia enseñé a los niños que yo cuidaba, recogía con ellos. Me costó porque los padres no le daban importancia. Pero al final, le cogieron hasta gustillo 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.